Cómo Negociar con los Americanos II – E. Griessman

Cuantas veces nos hemos preguntado en los últimos tiempos ¿qué se creen los americanos? No es verdad acaso que en reuniones sociales, de negocio y conferencias, artículos en los periódicos, revistas, programas radiales y de TV comentan, en pocas palabras, que los estadounidenses nos quieren comer completo y no dejarnos nada en lo que se refiere a negocios. En pocas palabras, todo para ellos nada para nosotros. No estará ese tipo de concepto en nuestro fuero interno, yo gano tu pierdes. Es realmente el Perú un mercado tan apetecible como para producir tal hambre por parte de los empresarios americanos y de todo extranjero que quiere invertir o hacer negocios en el país. Continuemos conociéndolos un poco más según el escritor y estudioso norteamericano Gene Griessman.

Porque los americanos son diferentes

En el mundo prácticamente todos parecen tener una opinión sobre los americanos, y no todas son halagadoras de cualquier forma. Arnold Toynbee escribió, “America es un perro grande, amigable en un pequeño cuarto. Cada vez que el mueve la cola, este voltea la silla”. Sigmund Freud estuvo muy lejos de admirarla, y dijo, “América es un error, un gigante error”.

Pero hay innumerables admiradores también. La ciudadanía americana es entusiastamente buscada en naciones en que aun no es políticamente correcto gustar de los americanos.

¿Son Los americanos diferentes de otra gente?

Un hombre en Francia le dijo a Griessman, “que el puede reconocer un americano a una cuadra de distancia. Los americanos caminan, hablan y visten de manera distinta. El también afirmaba que los americanos tienen diferentes actitudes que las demás personas.

América no está todavía completamente formada

Griessman dice que cuando era un profesor en Fulbrigt en Pakistan, se convirtió en amigo de Gerardo Zabliglioni, el embajador italiano para esa nación. Más de una vez Gerardo le decía, “Los americanos son una nueva gente. Tu todavía no estás formado totalmente”. Y él tenía razón, América es un trabajo en progreso.

Enormes olas de inmigrantes son parte de esta evolución. Una página enorme se necesitaría para hacer una lista de los orígenes de esa gente. Incluso los llamados Nativos Americanos vinieron de otras partes.

Eruditos están debatiendo si todos vinieron cruzando el Estrecho de Bering ó algunos navegando a través del Pacífico desde China o India. Pero los ancestros de los Nativos Americanos fueron también inmigrantes.

Una de las cosas más remarcables de América es que los inmigrantes empezaron a cambiar casi al mismo tiempo que pusieron el pie en esta tierra. En 1782, Michel Guillaume Jean de Crevecoeur escribió: Aquí (en América) los individuos de todas las naciones están mezclados dentro de una nueva raza de hombres”. Thomas Jefferson estuvo de acuerdo. En 1802, Jefferson usó la palabra “Americanizado” para describir el proceso.

Como los actores en una actuación, los inmigrantes están dando el guión, ellos encuentran un papel, y comienzan aprendiendo sus líneas. América -el escenario donde ellos actúan- y los otros actores transforman a los inmigrantes.

¿Quién es un Americano?

Oficialmente, un Americano es cualquiera que legalmente obtiene un pasaporte Americano, en otras palabras, la ciudadanía americana. Pero muchas personas que no pueden calificar por un pasaporte, como los recientes inmigrantes y los ilegales, piensan que ellos mismos son americanos.

América: La tierra de la diversidad

Hay muchos diferentes tipos de americanos que algunas personas reclaman que no es un camino valido generalizar acerca de ellos. Admitámoslo, hay una enorme diversidad. Yankees y rednecks, brokers de Wall Street y vagabundos en la playas, patrones y mendigos. Los americanos viven en pequeños pueblos y grandes ciudades, en cabañas, yates, edificios, y en las calles. América esta llena de contradicciones: generosidad y chauvinismo, hedonismo y puritanismo, tolerancia y racismo, cortesía y rudeza. Un escritor ha planteado “América es tan inmensa que todo lo que se dice acerca de ella es casi verdad, y lo opuesto es probablemente igualmente verdad también”.

Habiendo dicho esto, los americanos son aparecidos en importantes formas. Allí hay fuertes tendencias en la cultura americana, temas recurrentes en el carácter nacional. Un noble Francés de nombre Alexis de Tocqueville produjo una enorme discusión acerca de esos temas durante su visita a América unos 170 años atrás. A tal remarcado grado, que lo que Tocqueville encontró entonces es todavía verdad ahora.

La Clave para entender a los Americanos: El Creer en el Éxito Individual

La clave para entender a los americanos, y entender que pasa con los inmigrantes tan pronto llegan aquí, es su creencia que ellos van a lograr algo importante en la vida. Para estar seguro, hay una apatía y fatalismo en América, pero estas no son de ninguna manera actitudes dominantes.

En 1950, el sociólogo Robin M. Williams Jr. de la Universidad de Cornell escribió acerca de lo que el llamó “la orientación de mayor valor de América”. El primer punto de su lista fue “éxito y suceso”. Después de literalmente miles de entrevistas en este tema, yo estoy convencido, dice Griessman, que la evaluación de Williams es correcta.

Robert DiNiro guardo una cita de Henry Davidhoreau, poniéndola donde el pudiera verla. Aquí esta la cita: “Si uno avanza con confianza en la dirección de sus sueños, y se esfuerza en vivir la vida que el ha imaginado, se encontrará con el éxito inesperado en cualquier momento”

Los americanos piensan de que debe haber algo mal si uno no tiene sueños. Los padres se preocupan acerca de sus hijos si ellos parecen “no motivados”. Una pareja me habló, dice Griessman, después de haber dado una conferencia acerca del Gran Éxito. Si ellos compraran un libro para su hijo, deseaban saber si éste lo iba a “motivar” ya que me dijeron que él no tenía ninguna ambición.

Naturalmente yo estaba enfrentándome con un dilema. ¿Cómo iba ha recomendar comprar mi libro? Aunque esto no lo iba a perjudicar y posiblemente pueda ayudar al muchacho. Yo le contesté que tenía una pequeña experiencia motivando gente sin motivación, que yo era mejor azuzando el fuego que comenzar un incendio, pero, agregue que posiblemente lo ayudaría. Ellos compraron el libro a pesar de mi advertencia, sin embargo, nunca me dejaron saber si su hijo fue motivado lo suficiente cuando leyó mi libro, ó si este lo ayudó.

Algunos sueños americanos son escandalosamente optimistas. Yo he conocido hombres que no tienen casa y mujeres buscando refugio en misiones de rescate que me dijeron que en sus planes estaba el comenzar un negocio o escribir un libro. Yo entreviste a una de esas personas que lo hizo. ¿Su nombre? Eric Hoffer. Hoffer pasó años como un trabajador migrante, y eventualmente escribió un buen libro titulado “The True Believe”. Se vendieron millones de copias.

Los padres americanos en forma rutinaria preguntan a sus niños. ¿Qué quieres ser cuando tu seas grande? Este es un lugar en el mundo donde la respuesta a la pregunta es importante. Se espera que los niños tengan un sueño, y luego trabajen para el sueño.

Hugo Dancourt Rossi
Investigación de Mercados Vía Internet
hdancourt@asialatin.com
www.asialatin.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s